Blog thumbnail

El joyero de Elizabeth Taylor

El joyero de Elizabeth Taylor

Blog thumbnail in ,

Un experto en cine dijo una vez de Elizabeth Taylor que era la «última gran estrella». Estas palabras fueron las que usó Terenci Moix para describir a Taylor. Y es que una película que rodó la actriz en su adolescencia (la chica que lo tenía todo), se convertiría en una descripción más que acertada de su destino.

Adquirió su primera joya en 1945, pero su devoción por la alta joyería no se llegaría a notar hasta 1957. Cuando se preguntaba a la actriz por esta pasión siempre respondía de la misma manera, aludiendo a las palabras de su progenitora: «Mi madre decía que no abrí los ojos hasta los ocho días de vida, pero que cuando lo hice, lo primero que vi fue su anillo de compromiso». Joyas que lució a lo largo de su vida y que vimos de cerca en papeles como Cleopatra, película rodada en Almería.

[su_youtube_advanced url=”https://youtu.be/CN3P3IqhlNc?t=40″]

Entre todas las piezas del joyero de Elizabeth Taylor, La Perla Peregrina puedes ser la más especial ya que es considerada una de las gemas más valiosas y legendarias de la historia de Europa. Procedente de Panamá en el siglo XVI, fue propiedad del rey Felipe II de España, formando parte de las joyas de la Corona de España.

En 1969 el actor Richard Burton la adquirió por la extraordinaria cantidad de 37.000 dólares, regalando a esta joya única a nuestra a la actriz. Elizabeth lució la perla en su breve aparición en la película de época Ana de los mil días (1969) y posteriormente incorporó la perla a un collar de rubíes y diamantes, de estilo renacentista, diseñado por la prestigiosa joyería Cartier de París. Este aderezo hizo de la «Peregrina», todavía más si cabe, una pieza de valor incalculable. La luciría así en la película musical A Little Night Music en el año 1977.

Taylor fue una actriz de cine de origen británico-estadounidense que se caracterizó tanto por su éxito en las películas que protagonizaba como por sus continuas apariciones en los medios de prensa rosa. Y es que llegó a casarse 8 veces, 2 de las cuales fueron con el mismo hombre, al que acabaría considerándose el amor de su vida.

Su carrera cinematográfica fue muy exitosa y recibió dos Óscar. El primero fue por su papel de actriz principal en Una mujer marcada y el segundo por ¿Quién teme a Virginia Woolf?

Una vida ajetreada y una salud delicada, aunque de naturaleza más que fuerte, en la que nunca falto el amor y la elegancia. Fueron muchos los amores que tuvo la diva durante su vida, pero el que siempre se mantuvo con ella fue su maravillosa colección de joyas. Se puede considerar que la actriz amó la joyería, siendo esta otra de sus pasiones.

[su_slider source=”media: 2914,2885,2890,2889,2986,2987,2988,2989,2900,2901,2902,2903″ link=”lightbox” width=”600″ height=”600″ title=”no”]    

Shopping cart

0

No hay productos en el carrito.

Hit Enter to search or Esc key to close